Descargar publicación

Mitos y Cuentos Tsimanes

HISTORIAS LOCALES DEL PUEBLO TSIMANE

Dafne López Velarde

1. La oralidad abriendo paso a la memoria

El presente trabajo pretende aproximarse al pueblo tsimane, a su cultura, su pensamiento, sus mitos y leyendas a partir de la oralidad, una fuente inagotable, a través de la cual nos permitimos abrir una senda hacia su memoria. Las distintas narraciones de su tradición oral nos dejan ver cómo los actores principales, el pueblo tsimane, hacen presente su identidad a partir de cuentos, historias y vivencias personales que afloran en el presente texto. De ahí que esta publicación quiera contribuir a una amplia difusión de los distintos relatos, tratando de cuidar la integridad de los mismos, siempre con la intención de hacer presente la voz de los narradores orales. Es así que nos adentramos a un mundo distinto en el cual sus habitantes nos dieron la posibilidad de conocer su cultura. Toda la información recopilada pretende dar a conocer a nuestros lectores un bagaje, aunque no muy profundo, de información y conocimiento acerca del pueblo tsimane, siempre amparados en las narraciones orales registradas en el Archivo Oral de la Carrera de Literatura.

2. Referencias sobre San Borja

El pueblo tsimane está ubicado en el departamento del Beni, en los municipios de San Borja y Rurrenabaque, siendo el principal núcleo de asentamiento San Borja. El guardaparque Lucio Lelarge indica que esta localidad, de la cual su fiesta patronal es el 10 de octubre, en sus inicios fue pequeña y los habitantes no pasaban de las 2000 personas: “Las calles a las afueras de la población serían unas tres cuadras, a lo mucho unas cuatro. Con el tiempo San Borja fue declarada ciudad, con 25 a 26 mil habitantes”4. Por lo tanto el crecimiento de la población exige una mayor atención a las múltiples necesidades que van en constante crecimiento a la par del pueblo de San Borja.

3. Vivir en comunidad

Vivir en comunidad es central para la supervivencia de los distintos pueblos tsimanes y la presencia del hombre blanco ha truncado el desarrollo de los ciclos tradicionales de migración llamado nomadismo desde la perspectiva occidental.

El sistema tradicional del manejo de las tierras ha colapsado frente a los intereses capitalistas: “Los indígenas viven aquí por un año, después se van a otro lado, así nunca van a tener un lugar seguro”5 comenta don Manuel. En la actualidad, para los pobladores que conforman un pueblo determinado es de vital importancia la permanencia de las personas para gozar de distintos beneficios tanto económicos como sociales. En este caso, el llegar a establecerse en un determinado espacio, supone poder trabajar la tierra de forma constante, tener una casa o lugar seguro donde vivir y contar con una educación adecuada. Querer continuar con el manejo tradicional de la tierra, muy afectada ya por la apropiación de los terrenos de parte de diferentes intereses empresariales, tiene desventajas y constituye a la larga un problema en estos tiempos, como el de no contar con un pedazo de tierra en el cual cultivar y no tener acceso a la educación. Cada vez más, el capitalismo se va apropiando de las tierras supuestamente abandonadas por los indígenas y las explota indiscriminadamente: “Ya viene un rico ¿no? un capitalista que viene y se lo compra, al ladito está el otro y por último ya no hay comunidad, se fregó, ya vienen los ricos” 6. De ahí el interés por no dejar que sus distintas comunidades se dispersen.

 

©2018 Proyecto de Accesibilidad del Archivo Oral