Antecedentes

El valor y la importancia de la oralidad han sido ignorados por la imposición e institucionalización de la Escuela basada en la escritura, que desvincula a los niños y jóvenes escolarizados de su propio contexto sociocultural. Pero, contra todas las arremetidas del sistema oficial, las lenguas y las culturas tradicionales han pervivido y se han mantenido vigentes aunque reduciéndose, más o menos, tanto en ciertos espacios como en ciertos tiempos. Es así, que podemos afirmar que existen sectores sociales donde los mitos y cuentos de la Tradición Oral constituyen las primeras memorias de la gente y sus contenidos han nutrido la  imaginación interviniendo en el afianzamiento de  valores y principios fundamentales. Mediante estos lazos, aún escolarizados y sometidos a una educación monocultural, aprehendimos la existencia de otras formas de entender, de explicar y de vivir la vida.  Pero, en general, hay un desconocimiento de la Oralidad como portadora de la memoria, del pensamiento y de las prácticas culturales vivas de los pueblos tradicionales.

En la intención de contribuir a la visibilización del valor e importancia de los relatos de la Tradición Oral, en la década del 80, pensamos en la necesidad de contribuir a la incorporación del estudio de esta producción cultural al ámbito de los estudios de la Literatura de tradición escrita. Para este objetivo, nos acercamos a la amplia difusión bibliográfica relativa a la tradición oral publicada en nuestro medio hasta los años 70, como Cuento folklórico, Cuento popular, Literatura oral, etc. Nos sorprendió entonces, enterarnos que esta labor de difusión no contribuye a la comprensión y al conocimiento de los relatos de la tradición oral, por estar constituida por reelaboraciones libres y descontextualizadas que ignoran la lengua y los contextos culturales propios. Entonces, sentimos la necesidad de registrar, sistematizar y difundir los relatos de la tradición oral, visibilizando la diversidad cultural y a partir de las versiones de los narradores orales, en su propia lengua y en sus contextos culturales aplicando una metodología que no distorsione la visión de mundo presente en estos relatos. Así empezamos, desde el Taller de Cultura Popular de la Carrera de Literatura un trabajo de investigación e interacción de la universidad con la sociedad boliviana que se concretó en viajes a diferentes espacios geográficos y culturales de nuestro país.

©2018 Proyecto de Accesibilidad del Archivo Oral